Sueño sin problemas, a partir de un año del bebé

Al año, el niño ya tiene cierta autonomía, nos entiende, sabe reclamar nuestra atención y comienza a mostrar sus preferencias. Por ello, es esencial instaurar buenos hábitos de sueño antes de su primer cumpleaños.

Ya que su autonomía nos obliga a modificar los rituales de sueño acomodándolos a sus necesidades y deseos. A partir de este momento es muy importante que el niño no asocie el sueño a un castigo o un alejamiento del mundo de los adultos.

Lo que hay que evitar

Hay que procurar no enviarle a la cama cuando se porta mal o cuando este en lo más interesante de un juego o en plena película de dibujos animados. Solo así evitaremos que asocie la cama con rechazo, castigo o soledad, en lugar de descanso.

Tenemos que transmitir a nuestro hijo que dormir es un placer que nosotros, como buenos padres, permitimos y favorecemos en él. Para conseguirlo debemos demostrarle claramente, desde que nace, los límites de tiempo y espacio en el ritual presueño, como cuantos cuentos contaremos, dónde lo haremos y cuando habrá llegado la hora de decir buenas noches.

Firmes y cariñosos

Es importante mostrarse firmes, siendo cariñosos al mismo tiempo, y transmitirle un único mensaje. A medida que crece, el niño tiene mayor capacidad para la negociación y el chantaje y si los dos padres no están de acuerdo, es más fácil que se salga con la suya. Y si todavía no lo hemos pasado a una habitación diferente, es el momento de hacerlo.

Hacia el año y medio de edad, desaparece la siesta matinal. Es importante conocer este dato y no obligar al niño a hacer más siestas de las que en realidad necesita. El sueño total es de catorce o quince horas: unas diez o doce por la noche y el resto por el día. El niño tarda en dormirse un promedio de quince a treinta minutos. No hay que estar con él hasta que se duerma del todo, para que así aprenda a hacerlo solo.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios