Protege a tu bebé del sol

Aunque la época estival se caracterice por el sol radiante la mayor parte del día, es muy importante que en el caso de los pequeños no se les exponga demasiado, inclusive los adultos tampoco.

Todos sabemos los grandes daños que la luz solar por largas horas provoca en la piel humana. Mucho más si se trata de una dermis recién estrenada, por así decirlo, como la de los bebés. Por ello es momento de detenernos y ver cómo protegerlos de los rayos UV.

Antes de los 6 meses

Ningún bebé debe ser expuesto a luz solar directa antes del primer medio año de vida. Además tampoco aplicarles ninguna loción o crema de protección solar. Si se viaja a la playa o piscina o se tiene que salir a la calle, lo mejor es siempre mantenerlos en sombra y con ropa cómoda que no los haga transpirar en exceso.

Si se trata de niños más grandes, o de la familia en general, es aconsejable evitar las horas de mayor concentración solar durante el día. Además de utilizar bloqueadores solares en la cara, cuello, brazos y piernas. Todos con un factor de protección solar, por arriba de los 50. Si se trata de estar en contacto con el agua no olvides una loción con dicha función específica.

Cuidado con los ojos

La luz directa daña cualquier cosa, por eso los ojos de tu bebé deben estar protegidos en todo momento. Incluso la luz que es reflejada por el agua puede causar daños en la visión, así que asegúrate de hallar el sitio adecuado para que tú niño o niña esté protegido.

Por otro lado, la hidratación es de suma importancia. El calor hace que el cuerpo sude más para recuperar su temperatura normal y por ende se necesita subir la ingesta de líquidos, tu bebé necesitará más tomas de leche y si es más grande pues el agua pura es lo mejor.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios