Leerle al bebé incrementa su inteligencia

No es ninguna novedad que la lectura constante ayuda a mejorar el desarrollo de la inteligencia y el lenguaje en los niños. Sin embargo, esta debe hacerse incluso antes del nacimiento. Entonces, ¿Cuál es el mejor método de lectura?

Lo mejor es que mamá tenga un horario fijo para leer todos los días. Con cariño, ternura y amor explicará de qué va el cuento o historia y entonces lo leerá lentamente. Recordemos que en etapa de gestación los niños escuchan en un primero contacto la voz de la madre y sus latidos del corazón.

Primeros años

Antes del primer año, se hará más fácil sentarte junto a tu hijo o hija para leer. En parte porque están más dormidos que despiertos y pueden todavía cargarse en el regazo mientras escuchan las historias. El problema viene después cuando están más vivaces y es complicado que ellos se sienten o permanezcan quietos un tiempo.

Para ello, lo mejor es buscar un horario conveniente. Quizá después de tomar los alimentos o la hora preferida, antes de dormir. Aunque pienses que tu hijo no escucha o comprende, la verdad es que su cerebro procesará todo lo que dices para reproducirlo después.

En la edad escolar

Cuando llega la etapa escolar, el niño se interesará un poco más por los aspectos educativos. Sea que haya aprendido a leer en la escuela o casa, es muy importante que el hábito se mantenga. En este caso hazlo partícipe de la lectura.

Deja que invente finales distintos para los cuentos y que elija los que más le llaman la atención. Además, después de cada lectura, hazle preguntas acerca de lo aprendido. Esto estimulará aún más su razonamiento y comprensión.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios