Las infecciones urinarias en los bebés

Las infecciones urinarias son alrededor del 8 por ciento de las niñas y el 2 por ciento de los niños, tienen como mínimo una infección urinaria durante la infancia. Aunque antes del primer año de vida las infecciones urinarias son más comunes en los niños que en las niñas.

La infección de orina en los bebés se produce por la acción de los gérmenes o bacterias que afectan las vías urinarias. Esto incluyen los riñones, que son los encargados de producir la orina, los uretres que son los conductos que llevan la orina desde los riñones hasta la vejiga, la vejiga que almacena la orina hasta que el cuerpo esté listo para vaciarlo, y la uretra que es el conducto que lleva la orina desde la vejiga hacia el exterior.

En qué consiste

Por lo general la orina recorre todo ese camino sin dificultad. Pero cuando entran las bacterias en la orina, que provienen de la piel alrededor de los genitales o del recto, o que llegan a través del torrente sanguíneo. Esta clase de infección es a veces difícil de diagnosticar en los bebés porque da muy pocos síntomas, puedes sospechar de una infección cuando:

• Tu pequeño no gana peso
• Presenta fiebres altas
• Presenta diarrea
• Presenta vómitos
• La orina es de olor extraño
• La orina es de un color muy fuerte, y tiñe mucho el pañal
• Presenta restos de sangre en la orina y el pañal.

Qué hacer

Si confirmas que el infante presenta esta condición, consulta a tu medico, que seguramente le dará algún antibiótico para combatirla, puedes alternar algunos tratamientos naturales sin descartar la opinión del médico, como infusiones o té de rosa de Jamaica, de elote, y por supuesto agua.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios