La verdad del Chupete y los bebés

Cuando los bebés se muestran inquietos por colocarse cualquier objeto en la boca, muchos padres recurren al famoso chupete para calmar esa ansiedad oral. Sin embargo, no todo es positivo, aquí te dejo algunos consejos para su correcto uso.

Por una parte el chupete resulta en un objeto muy apreciado por grandes y pequeños, no es secreto que es del gusto de la mayoría de niños con la dentición en puerta. En parte porque de verdad apacientan esa picazón en las encías.

Ventajas del chupete

En cierta forma evitan también que el niño recurra a colocarse cualquier cosa en la boca. Principalmente objetos que pudiesen estar contaminados e inclusive los dedos que suelen pasar por cualquier superficie. Al respecto el chupete está siempre limpio si mamá y papá le prestan la debida atención.

Se les suele llamar, además, pacificadores, porque increíblemente calman y tranquilizan el deseo del bebé de tener algo entre las encías. Se ha comprobado también que los ayuda a dormir porque calman la ansiedad por el pecho.

Desventajas

Desafortunadamente no todo es positivo. En primer lugar debemos observar el material del que están fabricados. El látex o elementos sintéticos pueden hacer más daño que beneficio, sobre todo si contienen sustancias alarmantemente dañinas.

Por último recordemos el daño que puede causar al momento de iniciar la dentición. El uso continuo del chupete puede torcer los dientes que van saliendo, sin olvidar que reducen el movimiento de la lengua, entorpeciendo el desarrollo normal del lenguaje.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios