La separación de la madre, cómo afrontarlo

El momento, casi por excelencia, más traumático para la vida de cualquier niño es cuando debe separarse de mamá, al menos por unas horas, ya sea porque ella debe trabajar o él ha iniciado la época escolar. En cualquier caso la angustia es latente para ambas partes.

Por un lado encontramos a una madre protectora que hará lo que haga falta para que su hijo esté bien en todo sentido pero que debe dejarlo en manos de otra persona, calificados esperamos, mientras ella debe atender otros asuntos. Así mismo está el bebé que desea estar junto a su progenitora siempre y en todo momento.

El momento de la separación

Debemos iniciar hablando de la noción del tiempo que tienen los bebés. Ellos no saben la diferencia entre un minuto y una hora. Para ellos se trata de tener a mamá y no tenerla, así de simple, está o no está. En cualquier caso puede resultar doloroso sentirse solo.

Si se tiene entonces programado que mamá debe volver al trabajo o el niño comenzará la escuela, en casa es donde debemos comenzar a preparar el terreno al respecto. Auséntate de su lado por algunos instantes y vuelve. Así verá que nada ha pasado si mamá desaparece por un tiempo.

Etapa escolar

Al iniciar la etapa escolar o pre-escolar, es más importante aún la comunicación que tengas con él o la pequeña. Háblale de todo lo que hará al llegar a la escuela y que estará con otros niños y la maestra. Que estarás con él a la salida y que en cualquier momento la pueden llamar.

De lo contrario se sentirá timorato e inseguro de desenvolverse en otros ambientes que no sean su propia casa, así que vale la pena repasar algunos de estos puntos en familia antes de dar el gran salto al mundo exterior.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios