La crianza autoritaria

Son numerosas las temáticas que los padres deberían de revisar y capacitarse en ello, no obstante uno de los temas más importantes es el referido a los estilos de crianza. Tanto la mamá como el papá juegan un papel activo en el desarrollo cognoscitivo y socioemocional de sus hijos.

La función paterna principal es fomentar la socialización, mientras que la función materna es la generadora de los cuidados, la alimentación y la estabilidad emocional. Los distintos tipos de paternidad son diferentes estilos de crianza, comportamientos o actitudes que toman los padres hacia sus hijos y traen consecuencias que pueden ser negativas o positivas, dejando secuelas durante toda la vida.

La crianza paterna

El acto de crianza paterna, es un elemento fundamental para el desarrollo de toda persona. El estilo de crianza autoritario se caracteriza por ser un estilo muy estricto e inflexible, no toma en cuenta la participación de los hijos en el proceso de la crianza y la toma de decisiones, e impone reglas muy rigurosas y castigos severos.

Estos son los padres que disciplinan a sus hijos y no les señalan el por qué de sus decisiones, y simplemente dicen: esto es así porque yo lo digo y punto. Este estilo de crianza podría generar en los niños: timidez, inseguridad, dependencia, frustración, rebeldía.

No es aconsejable

Es por eso que este tipo de crianza no es aconsejable ya que su hijo merece respeto, no intente pasar por encima de él.

No busque que él le haga caso solo por miedo o porque usted lo ordene, ya que debe guiarse más que porque se lo están pidiendo, porque es necesario que lo realice y para ello se le debe explicar el motivo.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios