El sueño del bebé y sus secretos

Muchas madres primerizas se preocupan demasiado por el tiempo que el bebé pasa dormido. Pero recordemos que los primeros meses de vida fuera del vientre, todo niño necesita del sueño para que su cuerpo y sus funciones vitales vayan madurando.

Además el ritmo de sueño será determinado por la alimentación. Ellos en esa etapa no se cansan por correr u otras actividades, sino más bien por el simple hecho de esforzarse por comer, ya sea del pecho de mamá o de un biberón.

En proceso de adaptación

Las condiciones intra-uterinas y el mundo exterior son muy diferentes. Adentro de mamá el bebé solo conocía el ruido de su voz y latidos del corazón. Afuera es un mundo muy brillante, con ruido y voces por todos lados, esto tenderá a alterar en algún momento su ritmo de sueño.

El bebé tendrá que saber adaptarse a estos cambios a medida que mamá o papá también lo hagan. Es por eso que un consejo muy adecuado para bebés que les cueste dormir, es cambiarlos de posición y sacarlos de la cuna para que se acostumbre a los paseos y brazos de sus papás.

Señales de alarma

Los niños recién nacidos no duermen toda la noche seguida, de hecho para ellos no hay diferencia alguna entre la noche o el día, esto mamá y papá deberán ir enseñándoselo con el tiempo. Ellos despiertan por hambre o alguna molestia, así que no dudes en revisarlos lo más pronto posible.

De allí, se debe marcar un ritmo nocturno con una rutina, un baño, un cambio de ropa y adormir. Apagar las luces y decirle claramente que es momento de descansar son excelentes recomendaciones para los padres primerizos.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios