El bebé a los 8 meses y su desarrollo psicomotor

En esta etapa suele aparecer la famoso “angustia del octavo mes”. A partir de ahora tu bebé es capaz de distinguir entre conocidos y extraños y percibir que cada persona es única e independiente y es normal que la separación de mamá o papá le provoque ansiedad.

También es normal que se despierte varias veces por la noche y quiera verte, ya que necesita sentir que estás cerca.

Caminata: Muchos bebés comienzan a gatear entre los 8 y 11 meses, sin embargo, cada niño tiene sus tiempos, e incluso algunos no gatean nunca y pasan directo a caminar. En el transcurso de este mes es posible que tu bebe comience a pararse apoyándose en muebles o en los barrotes de la cuna y tal vez de unos pasitos. Lo ideal es dejarlo descalzo.

Lenguaje: para estimular el lenguaje expresivo y comprensivo de tu bebé, lo mejor es que le hables mucho, que relates lo que van haciendo en el día, que le cantes canciones y que le leas haciendo distintos sonidos. Como por ejemplo si mira imágenes de animales, hazle los sonidos de cada uno de ellos.

Alimentación: a partir del octavo mes se suele incorporar la segunda comida del día, si la primera era el almuerzo, ahora será la cena o viceversa. Y es importante que se le vaya ofreciendo más variedad de comida al pequeño.

Peso y Medidas: En su octavo mes de vida, el bebé suele estar más gordito, presentando pliegues por las piernas y brazos que es muy normal.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios