Dejar a tu bebé en manos de una niñera

Ya sea por necesidad de trabajar o una emergencia, las madres se veb obligadas a dejar a nuestro hermoso y más preciado tesoro en manos de otra persona y esto, es motivo de mucho estrés sin duda alguna

La primera vez que dejas al bebe en manos de otra persona, aunque sea por unas horas, supone una dura, por lo que te daremos algunos tips para que ambos, mamá y bebé, no sufran durante este proceso.

Una relación de confianza

Lo ideal es que exista una relación de confianza mutua entre el niño y su cuidadora, y que esta conozca muy bien las costumbres del menor. Esto ayudará a formar un lazo entre ambos y el sentido de familiaridad necesario para que el bebe no se sienta inseguro, causa de muchos llantos inconsolables.

Sin embargo, cuando no ocurre así, o durante los primeros días son los de adaptación entre el niño y su cuidadora, es aconsejable que ésta llegue un rato antes y juegue con el chiquitín en presencia de la madre, así el bebé entenderá que ella es una persona de tu confianza y se sentirá más seguro.

Lo básico a recordar

Es esencial explicarle a la persona que lo cuidará, de palabra y por escrito, los hábitos y necesidades del niño o bebé, como por ejemplo las horas de comida, cómo duerme, si le gusta que le canten, métodos para tranquilizarlo, juguetes favoritos, alergias, etc.

Además de dejarle a mano una agenda con los teléfonos más importantes para casos de emergencia, dentro de ellos tu número de móvil o de tu trabajo, el del pediatra, urgencias, etc. Recuerda que la persona que contrates o a quien pones a cargo de tu hijo deberá ser una persona de tu entera confianza, no está demás, investigar un poco en caso de que no la conozcas bien.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios