Cómo evitar la sobreprotección en los niños

No podemos negar que cada niño o niña necesita el amor y la protección de sus padres. Sin embargo cuando hablamos de una preocupación excesiva por parte de los progenitores, esos cuidados se pueden trasformar en un verdadero problema en sus hijos.

Existe una fina línea entre los cuidados normales y una sobreprotección. Por ello es muy difícil diagnosticar donde termina uno y comienza el otro. Generalmente esta última se caracteriza por el impedimento por parte de papá y mamá para que el niño realice cualquier acción por temor a que se lastime.

Permisividad

Otro síntoma muy común en los padres sobreprotectores es que evitan a toda costa los conflictos con sus hijos. Es por ello que los complacen en cualquier capricho que a ellos se les antoje con tal de evitar “malentendidos” con los niños.

Esta es una actitud muy negativa, siembra en los hijos la idea de que todos su deseos siempre serán cumplidos sin importar cuales sean, crecerán con dicha idea y se deslindarán de responsabilidades y obligaciones porque sus padres nunca les enseñaron que todo acto tiene consecuencias.

Corrige sin miedo

Existen algunas recomendaciones para evitar esta mala costumbre en la crianza de los hijos. La primera es que debes dejar que ti hijo o hija resuelva los problemas a los que se enfrenta, si se cae, mancha o hiere, si no es de gravedad, déjalo que aprenda a reaccionar.

Además si lo que deseas es evitar peligros y accidentes, enséñale al niño lo que puede hacer en caso de que suceda más bien que evitarlos. Nadie está libre de sufrir algo así que más vale que sepa muy bien qué debe y que no debe hacer en determinado caso.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios